Hace algún tiempo que quería abrir una categoría de posts sobre la figura de los bibliotecarios o las bibliotecas en el cine.

Ayer, haciendo "zapping", vi en tele5 una película titulada "La Maldición del Cáliz de Judas", protagonizada por Noah Wyle (de las series Urgencias y Friends). Aunque el personaje no es "una" bibliotecaria, sino "un" bibliotecario, y la película es de serie "b" o "c", he pensado que con ella podía comenzar esta categoría.

El titulo original de la película, estrenada en diciembre de 2008, es "The librarian: the curse of the Judas Chalice" y en ella,  el protagonista, Flynn Carsen, un bibliotecario-arqueólogo,  corre varias aventuras durante sus vacaciones en Nueva Orleans. Persigue el cáliz creado con las 30 monedas que obtuvo Judas por la traición a Jesús.

La película es bastante mala, pero lo curioso es que "el bibliotecario/a" no es tratado con los clichés usuales del cine clásico (mujer malhumorada, con moño y gafas, ....que exige silencio en la sala de lectura y suele mirar mal a los usuarios de la biblioteca), se trata de un guapísimo, atlético y muy culto bibliotecario que consigue, gracias a sus enormes conocimientos, poder de calculo y deducción, descubrir donde se encuentra el cáliz de plata de Judas y arrebatárselo a una serie de vampiros malvados impidiendo el renacimiento de Vlad Tepes, el Conde Dracula.

El director de esta película, perfectamente "olvidable" es Jonathan Frakes,   actor y director de algunas películas de la serie "Star Treck".

Cuando acabé de ver la película, busqué en internet y vi que es la tercera de una serie iniciada en 2004 con el titulo "En busca de la lanza perdida" ("The librarian:Quest for the spear") , y continuada en 2006 por "El mapa del Rey Salomón" ("The Librarian: Return to King Solomon's Mines"), siempre con el mismo protagonista y remedando las aventuras de Indiana Jones. Creo que ninguna de las películas de la serie  se ha llegado a estrenar en  los cines comerciales, y que en USA se ha estrenado directamente en la TV por cable, pero parece que tiene su grupo de seguidores.

No pude contar las veces que se mencionaba el termino "bibliotecario", pero fueron seguramente mas de 20 o 30  a lo largo de toda la película, ya que la mayoria de las veces los otros personajes se dirigían a el como "el bibliotecario", como si su profesión fuera su caracteristica principal y la que le dotaba de los valores que mostraba (inteligencia, valor, cultura).

Una pelicula mala, pero con un tratamiento distinto de la figura del bibliotecario/a